El aprendizaje es la capacidad que tiene nuestro cerebro de adaptación a los requerimientos ambientales y a los cambios. Nuestro cerebro se desarrolla desde que nacemos hasta que morimos, en todas las etapas de nuestra vida es posible modificarlo y cambiarlo , las experiencias de la vida le van moldeando, pero el momento de mayor plasticidad y donde se producen los mayores y mas rápidos cambios es en la infancia.

Las experiencias que vivimos en nuestra niñez tienen un impacto decisivo en la “arquitectura” de nuestro cerebro. El cerebro de un niño/a de 3 años es dos veces mas activo que el cerebro de un adulto con una elevada actividad intelectual. Por eso es fundamental ayudar a los niños/as en su desarrollo cerebral para que optimicen todas sus posibilidades a través del juego y del respeto a su identidad.

La maduración neurológica es diferente en cada niño/a , hay que respetar sus ritmos de maduración para ayudarles a desarrollarse y crecer con seguridad en si mismos.

En la edad adulta nuestro cerebro también cambia, tal y como lo usemos así se irá configurando; En el caso de las personas de más edad se puede retrasar el envejecimiento del cerebro manteniendolo activo.

A través del neuroaprendizaje se puede optimizar el funcionamiento del cerebro para potenciar los procesos que intervienen en el aprendizaje : atención, memoria, lenguaje , lectura, escritura, razonamiento y emociones.

sobre-mi-4

Especialistas en Psicología Infantil y Neuropsicología de Adultos

¿Puedo Ayudarte?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR